Español English  
  Noticias

Congregaciones

Obras Nuevas

Entidades de IMCOL

Institucionesafines

Nuestra Historia

Cómo Ayudar

Contactos

Página Inicial

Mapa Del Sitio
 

Página Inicial de Teusaquillo

"USTED NO PUEDE DARLE MAS A DIOS QUE LO QUE DIOS LE DA A USTED"

"DA LO MEJOR AL MAESTRO"

por Pedro Stucky

2Cor. 9.6-7 6Pero esto digo: El que siembra escasamente, tambin segar escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente tambin segar. 7Cada uno d como propuso en su corazn: no con tristeza ni por obligacin, porque Dios ama al dador alegre.

INTRO

En este mes hemos estado enseando sobre el tema "Da lo mejor al Maestro." Es un tema de mayordoma cristiana. Hemos visto que tiene que ver con:

Que Dios di lo mejor que tena - su propio Hijo para nuestra salvacin en el 1er domingo

Que Dios nos ha dado muchos y variados dones, dones que a veces ni siquiera reconocemos, para poner al servicio de su Reino y de los dems en el 2 domingo.

Que Dios dio a c/u segn su capacidad de amar y servir al ms

necesitado, en quien se nos acerca Jesucristo el domingo pasado.

Y hoy que Ud. No puede darle ms a Dios que lo que Dios le da a Ud y tiene que ver con la administracin de nuestros bienes en lo que concierne a diezmos y ofrendas.

Lo primero que hay que subrayar es que Dios Ama al Dador Alegre 2Cor 9.7. No el que da a rega adientes, i.e., la disposicin del corazn, la entrega, el amor, el deseo.. No es la cantidad:

Dios tiene - es due o de - todo: Sal 24.1 "Del Se or es el mundo entero, con todo lo que en l hay, con todo lo que en l vive."

Cf. Las dos monedas de la viuda se aladas por Jess... No era la cantidad, sino la actitud de entrega, de obediencia, de dependencia en Dios...

Cuando Pablo quiere ayudarnos entender como funciona el asunto de los bienes que podemos poner a disposicin de la obra de Dios, echa mano de una imagen agrcola: siembra y cosecha.

6Pero esto digo: El que siembra escasamente, tambin segar escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente tambin segar.

(Llevar semillas para ilustrar 2Cor 9.6)

COMO LE ENSE O DIOS A SU PUEBLO EN EL AT?

Recordemos que la Ley era el tutor... repetir, legislar, para que cuando llegue la adultez, sepamos por cuenta propia ponerlo en prctica. Cf. Ense ar a ni os a ba ar las manos antes de comer; cepillar la boca despus, ensayar un instrumento...

Primicias: Una de las tres grandes fiestas al Se or que deban celebrar los israelitas (Ex23.19); Dt. 26.1-11: Reconocimiento de lo que Dios haba hecho por ellos y de lo que les haba dado. Pr 3.9-10: Posiblemente de la poca post-exlica - lleva promesa, "...as se llenarn a reventar tus graneros" (Tambin Lv23.10)

Diezmos:

Abraham a Melquisedec - Gen 14.18-20. En el NT Melquisedec es un tipo una representacin de Jess. O sea que cuando Abraham le dio a Melquisedec el diezmo, era un tipo o una prefigura de la ofrenda o diezmo que le demos a Jesucristo.

Jacob negoci con Dios: bendicin por promesa de diezmos. Gen 28.20-22. Pero lo interesante es que por lo menos establece un sistema. No deja la parte de Dios al azar, lo que se le ocurre en ese dia, o por sentimientos.

Jacob se volvi un hombre acomodado y un hombre de Dios: cf Sb.10.10 "...le mostr el reino de Dios y le dio el conocimiento de las cosas sagradas, le dio xito en sus trabajo y multiplic el fruto de sus fatigas..."

Ley de Moiss:

Lv. 27.30-33 Sostenimiento de levitas, i.e. la tribu dedicada al servicio del Se or y de la comunidad, que no haba recibido tierra;

Tambin para el sostenimiento de los hurfanos, viudas y extranjeros necesitados entre el pueblo (Dt. 14.28-29

A los levitas, lo que reciban el diezmo para su sostenimiento, se les instruye apartar la dcima parte para ofrecercelo a Dios. Nm. 18.26ss.

Los pastores y las iglesias no estn exentas de tambien dar su diezmo y ofrendas. Cf. Fondo Nal.

En el bien conocido pasaje de Malaquas 3.10, cuando Malaquas le reclama al pueblo su infidelidad con los diezmos, termina con una promesa:

Probadme ahora en esto,

dice Jehov de los ejrcitos,

a ver si no os abro las ventanas de los cielos

y derramo sobre vosotros bendicin hasta que sobreabunde.

11 Reprender tambin por vosotros al devorador,

 

hasta que sobreabunde. Usted no puede darle mas a Dios que lo que Dios le da a usted. Porque si Ud le da a Dios en abundancia, El le va a dar en sobreabundancia.

Hace mucho tiempo, un joven de 16 a os de edad sali de su hogar para buscar su fortuna. Todo lo que posea lo tena envuelto en un pa uelo que llevaba en la mano. Se encontr con un vecino, capitn de un barco, y la charla que con l sostuvo cambi por completo el runbo de la vida del joven.

"Hola, Guillermo, a dnde vas?"

"No s," contest el jven. "Mi pap est demasiado pobre para sostenerme y dice que debo buscar mis propios medios para sostenerme."

"No veo problema en eso,", dijo el capitn. "Si principias bien, resultar bien."

Guillermo dijo al anciano que no saba otro oficio que hacer velas y jabones.

"Bien," dijo el capitn, "oremos una vez ms, te dar un consejo, y luego podrs irte donde quieras."

Los dos se arrodillaron all en el camino mientras el anciano or fervorosamente por Guillermo. Despues le dio este consejo: "Pronto alguien llegar a ser el mejor fabricante de jabn en Nueva York. Puedes ser t o bine cualquier otro. Espero que seas tu. S un buen hombre, entrega tu corazn a Cristo, paga al Seor todo lo que le pertenece de cada dolar que ganes; fabrica jabn de buena calidad y buen peso; estoy seguro que llegars a ser un hombre importante, digno y rico."

Al llegar a Nueva York, se acor del consejo del capitn y "busc primeramente el reino de Dios". Se uni con una iglesia y luego logr colocarse en una fbrica de jabn. Cuando gan el primer dolar, apart diez centavos para el Seor. Vamos a dejar a Guillermo por un momento...

Los testimonios tambin son de personas comunes y corrientes hoy. Un da en el peaje de Apulo una mujer, que trabajaba all me pidi que la llevara a Girardot. Viva all con un hijo de unos 12 a os; vive del sueldo que era el el mnimo ms algunas extras. Anteriormente haba vivido en Neiva, pero enviud.

Se fue a vivir a Bogot y asisti a una iglesia donde aprendi a orar y diezmar. "Siempre aparto mi diezmo. Tenga Pap Dios. Esto es tuyo Lo llevo a una iglesia. No pregunto para que se usa. Nunca me falta nada. No vivo alcanzada."

Hay que reconocer que todo viene de Dios, y Usted no puede darle mas a Dios que lo que Dios le da a usted. Damos de lo que hemos recibido. Al estilo de 1Cron.29.12-14 y las palabras de David: "De ti vienen las riquezas y la honra.... Por eso, Dios nuestro, te damos ahora gracias y alabamos tu glorioso nombre; pues, quien soy yo y qu es mi pueblo para que seamos capaces de ofrecerte tantas cosas? En realidad, todo viene de ti y slo te damos lo que de ti hemos recibido."

NUEVO TESTAMENTO

Ni Jess ni sus discpulos enfatizaron la ense anza sobre diezmos. En la ocasin que Jess la menciona, simplemente la acepta como algo que se deba hacer. Mt. 23.23. Al reprochar los escribas y fariseos que diezmaban con tanto cuidado, no los reprocha por el diezmo, sino por poner de lado la justicia, la misericordia, y la fe. Les dice: "Esto es lo que deben de hacer, sin dejar de hacer lo otro."

La ense anza en el NT se refiere al desprendimiento y a la generosidad:

Cuando se convierte Zaqueo: de bienes a pobres (Lc 19.8); su desprendimiento y generosidad fue una indicacin que su conversin haba sido sincera y profunda.

Me recuerda de un estudiante de Ecuador en el Seminario de Medelln, (me lo encontr en Armenia) - Fabio. Hablamos del diezmo. "Estoy aprendiendo a vivir por fe. Estoy dando ms o menos el 60%. Pero vivo mejor que mi familia. Me regalan ropa, cosas finas. Quiero dar el 100%."

Igl. Primitiva: vendan lo que tenan para repartir segn las necesidades - Hch. 4.32-35. El resultado: no haba entre ellos ningn necesitado.

Principios en 2Cor 8-9:

Dios el Padre nos da el ejemplo. 2Cor 9.15.

Jxt el Hijo sigue el ejemplo haciendo eficaz el amor: 8.9

La norma es la generosidad: 9.5b-6. Si en el AT ya daban el diezmo, cmo no vamos los que vivimos despues de Jxto a dar por lo menos el diezmo?

La actitud: de buena gana: 9.7

Segn las posibilidades - "Dios no pide lo que uno no tiene" 2Cor 8.12

Para suplir las necesidades de los demas: 2Cor 8.13-15 "No le sobre a uno ni le falte a otro."

Por obediencia al evangelio 2Cor 9.13

Dios recompensa 9.10-11a, 14.

Lleva a alabanza y trae gloria a Dios: 9.11b-13;

Extienda su Reino Mt. 6.33; 1Cor10.31

ILUSTRACIONES

Recuerdan a Guillermo. Lo dejamos trabajando en una fbrica de jabn en Nueva York y cuando recibi su primer salario apart el diezmo para el Se or. Pocos a os despus, sus patrones murieron y le dejaron due o del establecimietno. Una vez ms Guillermo pens en el consejo que le haba dado el viejo capitn, y ya siendo due o de la fbrica se dedic a fabricar jabn de la mejor calidad y tama o. Instruy a su contador que abriera una cuenta para el Se or y depositara all la dcima parte de todas las entradas.

El negocio prosperaba; muchos compraban su jabn, y Guillermo lleg a poseer una gran fortuna. Decidi dar al Seor dos dcimas, y prosper ms, luego treinta por ciento, cuarenta, hasta cincuenta por ciento. Entonces apart una suma para la educacin de sus hijos, hizo algunas provisiones para su familia y prometi al Seor darle todas las entradas. El prosperaba como nunca lo haba soado.

Esta es la historia verdica de Guillermo Colgate, quien dio millones de dlares a la causa de Cristo. Muri pero su nombre permanece en la universidad y facultad de teologa que fund con su fortuna, y claro est, en la pasta dental que usamos la fortuna que Dios le dio en respuesta a su fidelidad. Usted no puede darle mas a Dios que lo que Dios le da a usted.

Ilustracin de cucharas: si Ud da con una cucharita, Dios le da con una cuchara sopera. Si da con una sopera, Dios le da con un cucharn. Si da con un cucharon, Dios le bendice por garlanchas, etc.

Cmo ser de cierto esto que en una iglesia que estuve recientemente, donde tienen un domingo especial para consagracin de las finanzas, -- cuando la gente trae sus diezmos y ofrendas y los consagran en una ceremonia especial, -- llegan personas que no son creyentes cristianos, pero quieren consagrar sus finanzas. Ellos saben que las leyes de Dios sobre la siembra y la cosecha funcionan.

Conozco a un hombre que me escuch predicar esto hace unos a os, decidi ponerlo en prctica. No es un hombre rico en lo econmico. Cada a o aumentaba el uno porciento sobre el diezmo. Cuando lleg a dar el 16%, salt al 20%.

No debe sorprendernos que no slo no le ha hecho falta sino que Dios lo ha bendecido a l y a su familia.

Por hablar slo de las bendiciones econmicas:

Cuando comenz a aumentar, Dios le abri la oportunidad de una compra de finca raiz con una peque a sociedad, que nunca se hubiera imaginado posible...

Le regalaron un vehculo...

A la esposa le sali un trabajo que les ha complementado los ingresos familiares por muchos a os

Le han salido a l y a otros miembros de su famlia viajes y experiencias en diferentes partes del mundo, gratis o casi...

En pocas del a o cuando han habido necesidades econmicas pesadas, les han llegado regalos o ingresos que suplen con creces esas necesidades.

Sus hijos han podido estudiar. Cuando lleg el momento de la universidad y se preguntaban cmo pagar una universidad privada, Dios aparej la entrada a una universidad poco costosa...

Y siguen las bendiciones... Me alegro por l y su familia: "pnganme a prueba, dice el Se or a ver si no les abro las ventanas del cielo y derramo bendiciones hasta que sobreabunde."

CONCLUSION

Dios quiere bendecir tu vida, en todos los aspectos, incluyendo el econmico.

Pero el comienzo de la sabidura es conocer al Se or.

Dice San Pablo 2Cor 8.9.. 9Ya conocis la gracia de nuestro Se or Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre siendo rico, para que vosotros con su pobreza fuerais enriquecidos. Esa es la bendicin ms grande que puede tener su vida...Abrir su vida a la salvacin de Dios pone todo lo demas en perspectiva.

Una se ora que conozco, vivia con una entrada muy escaza. Pasaba grandes preocupaciones econmicas y familiares... Cuando ella conoci a Jess y le entreg su vida, ella cambi:

El Se or la llen de felicidad; le dio tranquilidad; paz, seguridad.

La ha bendecido a nivel familiar, econmico.

Aun tiene problemas y a veces pasa necesidades, pero la he odo decir en diversas ocasiones: "Ya no me preocupan; yo vivo tranquila; yo se que de alguna parte saldr lo que necesito. Tengo una paz profunda, una tranquilidad."

Yo quiero invitarle hoy a depositar su confianza en el Se or Jesucristo:

Si no lo ha aceptado como su Salvador personal, hgalo hoy.

Si ya lo conoce pero no ha confiado sus finanzas, su economa a El, haga un pacto con El hoy mismo.

No se arrepentir....